Non provare, Fare.
Amare è breve, dimenticare è lungo



martes, 7 de septiembre de 2010

Felicidad diaria.

Lo que más me gustó esa mañana fué levantarme y verle abrazado junto a mi , con esa cara de niño pequeño que tanto me gustaba, era mirarle , y mi boca esbozaba una sonrisa de felicidad. No sé si era un capricho , no sé que era, no no lo sé...solo se que era mi felicidad diaria...

5 comentarios:

¿De dónde vienes?