Non provare, Fare.
Amare è breve, dimenticare è lungo



martes, 2 de noviembre de 2010

Increible.

Es increíble como de un segundo a otro, las cosas pueden llegar a cambiar tanto. Para bien, o para mal. Pero debemos recordar que todo ocurre por una razón.

3 comentarios:

  1. Muchisima razon!:)
    linda entrada,un besito genia!♥

    ResponderEliminar
  2. Hola... habría que ser más específico. En algunas cosas sí, en otras quizás y -para mí- en la mayoría no. Hay que controlar nuestras acciones y priorizar nuestros pensamientos. Las circunstancias no pueden gobernarnos... Bonito blog. Muchos cariños desde Lima.
    PEPE

    ResponderEliminar
  3. Muchisimas gracias a los dos:)
    Ritaa ya te siigo^^ Pasate si quieres por mi blog de vez en cuando!:)
    Un beso♥

    ResponderEliminar

¿De dónde vienes?