Non provare, Fare.
Amare è breve, dimenticare è lungo



martes, 3 de abril de 2012

¿Y si grito a voces que te quiero?

He aprendido que enamorarse es una clase de juego, hay veces que ganas y otras en las que pierdes, aunque en realidad siempre suceden las dos cosas.
Ganas cuando te enamoras, cuando sientes cosas nuevas en el estómago o cuando las revives tras pensar que no lo volverías a sentir
Pierdes cuando eres rechazado o cuando el amor se acaba, por que si, el amor se acaba lo quieras o no, aunque aguantes mil cosas, aunque lleves mil años, aunque sigas besándole, aunque le tengas cariño.. el amor se acaba siempre, el amor se desgasta, quieres probar nuevos besos, quieres experimentar nuevas sensaciones y sobre todo quieres ganar de nuevo y sentir aquello que jamás pensarías que volverías a sentir.




1 comentario:

  1. Siempre he pensado que para amar a una persona primero te tienes que amar a ti misma. Muchas veces es al contrario, buscamos a una persona para que nos ame y nos diga nuestras virtudes y olvidamos que la persona que debe manejar esos piropos somos nosotros mismo día a día frente a un espejo y decir: HOY VOY A SER FELIZ, PASE LO QUE PASE. Los días nunca son malos, la actitud que tiene una persona es la que los hace ser amargos y tristes... si tú eres feliz podrás gozar de una felicidad infinita y no necesitas demostrar a nadie que eres feliz, cuando tú seas feliz el resto podrá verlo sin necesidad de ir enseñando esa alegría por la calle... solamente con tu mirada, tu forma de caminar, tu ropa, tu actitud... eso demuestra tu alegría y espero que la demuestres día a día y no llores por nadie porque aquí lo que realmente importa son tus sentimientos y la única que puede manejarlos eres tú.

    ResponderEliminar

¿De dónde vienes?